noticia dia mundial del retrete

Eliminar el sarro del inodoro de forma fácil y económica

Uno de los elementos que más utilizamos en nuestro hogar a lo largo del día es el inodoro. Es una necesidad acudir a él de vez en cuando y, por ello, conviene tenerlo siempre limpio y sobre todo, mantenerlo de esta forma por higiene y estética de nuestro cuarto de baño.

Los gérmenes, la humedad y diversas sustancias que se acumulan en él, hacen que sea necesario desinfectarlo, liberarlo de los malos olores y además, eliminar las manchas de sarro que se producen.

El sarro en nuestro wc se genera por la acumulación de calcio y diversos minerales que se encuentran en el suministro de agua. Los trucos caseros siempre han sido un acierto en la limpieza y a continuación, despejamos algunos de ellos para que se pueda hacer frente a estas desagradables manchas y se pueda disfrutar de un cuarto de baño totalmente limpio y sin olores.

Si deseamos eliminar de forma ecológica estas manchas, entonces debemos utilizar vinagre blanco y limón, dos poderosos desinfectantes. Los ácidos de ambos líquidos actúan de forma eficaz contra el sarro. Para ello, utilizaremos media taza de vinagre blanco (125ml) y jugo de limón. Una vez se mezclen ambos ingredientes, es el momento de frotar sobre las áreas afectadas con un estropajo.

La piedra pómez es otro de los objetos útiles con los que eliminaremos estas manchas. El poder abrasivo que contiene elimina el sarro y además, deja la superficie con un aspecto mucho más higiénico. Para ello, sumergimos la piedra pómez en agua tibia hasta que se ablande, puesto que si estuviese seca podría dañar el inodoro. Una vez se haya reblandecido, frotamos cuidadosamente en las zonas donde se haya acumulado el sarro y así, observaremos cómo se va removiendo, dejando un aspecto mucho más limpio.

El bicarbonato de sodio es un potente desinfectante y no podía faltar en esta lista. Para realizar este truco únicamente se necesita media taza de bicarbonato de sodio o el equivalente a 100 gramos y dos cucharadas de agua oxigenada, es decir, 20 ml.

Deberemos humedecer el bicarbonato de sodio con el agua oxigenada hasta obtener una pasta. Con un estropajo procederemos a frotar las paredes del inodoro para eliminar las manchas. Lo dejaremos actuar durante 20 minutos antes de enjuagarlo. Si se desea obtener un blanco más potente, podemos agregar unas pocas gotas de zumo de limón a la solución.

¿Quién iba a decir que la archiconocida Coca-Cola iba a ser efectiva para las manchas? Pues en efecto, sí, ya que los compuestos que tiene el refresco pueden ayudar con el sarro, aunque deberemos combinar con otros productos este líquido para asegurarnos de su efectividad. Necesitaremos además de la Coca-Cola, 250 ml de vinagre blanco y tres cucharadas de bicarbonato de sodio, unos 30 gramos.

Con el seco bien seco, verteremos la Coca-Cola asegurándonos de cubrir bien las zonas donde se acumula el sarro. Dejaremos que actúe durante media hora y cepillaremos. A continuación incorporaremos el vinagre blanco y el bicarbonato sobre las manchas. Lo dejaremos actuar durante 15 minutos y volveremos a frotar con el cepillo. Finalmente, deberemos enjuagar el inodoro.

Con estos sencillos consejos y estos ingredientes y materiales, lograremos un inodoro más higiénico y más limpio donde poder acudir siempre que nos sea preciso.