Desatascar tuberías de baño

5 causas comunes por las que se atasca el inodoro

El atasco del váter es algo relativamente común en muchas viviendas y establecimientos, con las consecuentes desagradables que puede conllevar. Y es que tener que vivir una situación como esa puede ser realmente molesto y puede repercutir de varias formas en nuestra comodidad, tanto por los olores que se pueden generar, como por la limpieza que haya que hacer, como por la incapacidad de usar el inodoro.

En algunas ocasiones, los atascos se producen por malas prácticas, pero en otras este hecho viene dado por el mal estado de las tuberías. Por eso, es importante recordar que hay que realizar un mantenimiento adecuado de las tuberías en el hogar, ya que esto ayudará a asegurar que todo están en orden y evitará futuros disgustos.

En cualquier caso, las razones por las que puede producirse un atasco son bastante variadas. Podemos diferenciar atascos por motivos técnicos y atascos por razones de mal uso.

Por motivos técnicos:

  • Un diseño inadecuado: Puede ser que haya un fallo estructural en el diseño o bien la que la inclinación haga se produzca una continua acumulación de agua.
  • Un inadecuado mantenimiento: El desgaste de piezas es algo que puede afectar a cualquier parte de la casa, y las tuberías, como no puede ser de otra manera, no están exentas del deterioro.
  • El material de fabricación: Si no se utiliza un material adecuado que favorezca el deslizamiento de los restos sólidos, la acumulación de residuos es más probable.

Por motivos de mal uso:

  • Utilizar productos de limpieza poco adecuados: Hay productos químicos que pueden ser perjudiciales para el estado de las tuberías, así que es importante saber elegir bien los productos que utilizamos.
  • Arrojar materiales inadecuados, como pueden ser pañales, compresas o toallitas húmedas, que son uno de los motivos principales de los atascos del váter.