foto1

Qué debes hacer si tu móvil cae al inodoro

¿Puede haber algo peor que se te caiga el móvil al inodoro? La respuesta es rotunda, no. Puede caerse al suelo o que nos vaya lento, pero resulta menos trágico. Si te ha ocurrido en alguna ocasión sabrás de lo que estamos hablando y la cara que se te queda al ver qué ha ocurrido. A continuación, detallamos todos los pasos que debes seguir en caso de haber sufrido tal accidente.

Lo primero que hay que hacer es mantener la calma. Es lógico que en un primer momento se chille o el desespero se apodere de tu cuerpo, pero debes mantener la mente fría y tratar de poner solución al problema.

Por ello, el primer paso es sacar el teléfono del agua y desinstalar la batería para evitar un cortocircuito en el sistema del móvil. Lo siguiente que debes hacer es secar el móvil hasta que quede completamente seco, bien con una toalla o una aspiradora que facilite el drenado del agua. Extrae la tarjeta SIM para poder salvar la tarjeta y así algunos de los contactos. Estas tarjetas suelen sobrevivir al agua, debemos secarla y dejarla a un lado hasta que se conecte el móvil. Desmontaremos todas las piezas posibles para que existan mayores ranuras y hendiduras. Sin embargo, no es recomendable desarmarlo de forma interna, ese asunto es mejor dejarlo en manos de profesionales, porque podría causar un shock.

A continuación, coloca un poco de arroz o gel de sílice en un bol. De esta forma, ayudará a absorber la humedad. Déjalo actuar toda la noche. De esta forma existe una posibilidad de que tu móvil vuelva a funcionar. Únicamente deberás montarlo e intentar encenderlo, si aun así no ha habido suerte, el problema requerirá de más dinero y llevarlo a un distribuidor autorizado para que procedan a arreglarlo. Es absurdo negar qué ha ocurrido, puesto que cuentan con indicadores internos que detectan la humedad.

Lo que nunca debemos utilizar es un secador de pelo, puesto que el calor puede averiar los componentes electrónicos del celular. Tampoco se debe utilizar alcohol en el teléfono, puesto que destruiría los adhesivos que contiene. Además, tampoco es recomendable encenderlo si está apagado, teclear para comprobar si funciona, ya que esto esparcirá más el agua por el dispositivo ni soplar aire para secarlo.

La caída del teléfono móvil se ha convertido en uno de los accidentes más leídos y escuchados, por lo que debemos extremar las precauciones a la hora de ir al excusado. Con estos sencillos y económicos pasos podrías recuperar tu móvil, siempre es recomendable probar este tipo de remedios caseros para ver si surten efecto. Además, con las recomendaciones citadas anteriormente evitarás problemas mayores que agraven la situación.