Todo sobre el bombeo de agua de inundaciones

La necesidad de bombeos de agua en el caso de inundaciones

Cuando una lluvia torrencial se presenta, es casi imposible controlar la fuerza del agua. Por eso, las inundaciones aparecen y zonas subterráneas como garajes, sótanos o almacenes pueden verse gravemente afectadas. Hay que tener en cuenta que el agua de las inundaciones suele contener residuos de todo tipo, entre los que destacan los residuos sólidos. Los sedimentos, objetos, ramajes y de más se quedan en lugares donde son muy difíciles de quitar, por lo que recurrir a profesionales se convierte en la única opción.

Para evitar posibles problemas, lo mejor es recurrir al bombeo de agua en estos casos, que se deberá realizar con el material necesario, como los camiones cuba y las bombas de succión.

El procedimiento básicamente consiste en achicar agua hasta que la inundación desaparezca, pero no solo la extracción de líquido será suficiente, sino que habrá también que limpiar con agua a presión todo el lodo y los residuos que se han quedado en el fondo y en las paredes.

 

¿Cuándo debo hacer limpiezas generales con agua a presión?

Para responder a esta pregunta, antes hay que evaluar bien la situación. Como se ha comentado en párrafos anteriores, las lluvias extremas o alguna rotura de tuberías pueden provocar inundaciones bastante severas. Estas inundaciones llevan consigo una serie de problemas colaterales, como la suciedad que se produce por la anegación de las aguas sucias, ante la que habrá que hacer el bombeo de agua.

En los casos en los que ha habido que recurrir a un bombeo de agua y se ve claramente que los residuos han dejado síntomas de porquería habrá que hacer una limpieza general con agua a presión, que se realizará con la ayuda de un camión cuba y con una serie de desinfectantes especiales. Este tipo de limpiezas generales también se utiliza en otros casos, como en los mantenimientos de pozos negros o de fosas sépticas.