destaponar cañerias

¿Necesitas destaponar cañerías?

Cuando las cañerías están taponadas la incomodidad por ello se nota fácilmente, pues este no es un problema con pocas inquietudes; sin embargo, es un inconveniente fácil de resolver. Y no, no estamos pensando en llamar inmediatamente a un fontanero, lo que vamos a mostrar son soluciones sencillas que permiten destapar cañerías sin desarmarlas.

Pero ten algo presente: estos trucos no funcionan con la misma facilidad en todos los casos, y si su sistema de cañerías ya tiene cierta edad, lo mejor es llamar a alguien especializado en esta labor. Solo en estos casos debes tener cuidado, pues de lo contrario puedes ocasionar daños a la estructura que supongan una inversión para reparaciones.

Agua caliente y un producto “químico” casero

La primera es la opción más conocida, consiste en calentar agua y al ver que hierve, vaciarla inmediatamente en la cañería. Si este proceso no funciona completamente, pues en cierta medida lo hará; la siguiente opción implica repetir el paso anterior pero, modificando el proceso.

Luego de hervir el agua debe echar una parte en la cañería e inmediatamente verter media taza de bicarbonato. Espere un poco mientras este hace su trabajo, y aproveche el tiempo para preparar una mezcla con el agua caliente que resta y una taza de vinagre.

Luego de esperar unos minutos (mínimo 5) proceda a vaciar la mezcla en la cañería y espere unos 10 minutos, al finalizar estos vierta nuevamente una cantidad similar a la primera de agua hirviendo. Esta última removerá los residuos que los elementos anteriores aflojen y liberara la cañería sin necesidad de utilizar productos corrosivos o costosos.

Crea tu equipo destaponador y cuida tu cañería

Cuando las herramientas para destaponar no son suficiente, lo más probable es que los residuos sean tantos que obstruyan completamente la cañería. En estos casos puedes utilizar un pedazo de alambre para romper ese muro poco a poco y así liberar el paso.

Para que funcione debes doblar la punta del alambre que ira dentro de la cañería e introducirlo lentamente. Gíralo mientras desciende de forma que si choca con la obstrucción pueda atravesarla y, si se traba, empuja de nuevo. Al final usa agua hirviendo para que los residuos terminen de desprenderse y así eliminarlos.

Pero si quieres una solución más rápida, sencilla y práctica, lo que debes hacer es cuidar qué es lo que cae en la cañería. Pues no significa que estén diseñadas para lanzar cualquier cosa a través de ellas o para ser usadas sin ningún tipo de cuidado.

Una limpieza con agua hirviendo cada tanto puede prevenir estos problemas, el evitar lanzar desperdicios en el fregadero igual, así como residuos grandes o con dificultad para disolverse como grasa o aceites. Siguiendo estos pasos podrás solucionar fácilmente algunos problemas de atascos sin hacer grandes inversiones de dinero y tiempo.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *