foto1

Nunca tires estos productos por el retrete

Muchas veces, hemos ido al baño y nos hemos encontrado con nuestro retrete atascado sin saber a qué se debe. Lo que tampoco sabemos es que muchos de los productos que tiramos por el inodoro son los causantes de la mayoría de los atascos, y que esto podría evitarse si utilizáramos la papelera en vez del váter para desechar los productos. Además, gran parte de los desechos que tiramos por el inodoro son también altamente contaminantes, por lo que si los depositamos donde corresponde en vez de tirarlos por el váter contribuiremos a una mejor conservación del medio ambiente. Estos son los productos que jamás debes tirar por el retrete:

Detergente: Contiene fosfatos que cuando entran en contacto con el agua pueden favorecer la aparición de algas y otros seres vivos y el coste de eliminarlas es muy elevado.

Toallitas, pañales, compresas, tampones, preservativos o algodones: Estos productos son los causantes de la mayoría de los atascos, ya que a su vez son los que se vierten al inodoro con mayor frecuencia.

Cigarros o colillas: Si los tiras al váter, lo más seguro es que se queden flotando sobre el agua hasta que hayas tirado varias veces de la cadena, lo que ocasiona un malgasto de agua innecesario. No se degradan con facilidad y desprende una cantidad de químicos que se liberan en la red de aguas fecales.

Seres vivos: ¡No seas bestia! Aunque ya hayan pasado a mejor vida, tirar peces, tortugas o cualquier otro ser vivo por el retrete no es buena idea.

Aceite: El aceite forma bolas de grasa que pueden generar atascos. Además, es muy complicado para las depuradoras separarlo del agua, por lo que termina siendo vertido en el entorno natural. Peor aún es cuando el aceite proviene de la automoción.

Medicamentos, maquillaje y drogas: Todos ellos pueden generar una alteración en el desarrollo de los organismos vivos que están en contacto con las aguas en las que son vertidos, llegando incluso a generar disfunción sexual y otros problemas genéticos.

Residuos orgánicos: El retrete no es un cubo de la basura, así que los residuos orgánicos deben desecharse en el correspondiente cubo de basura.

Tubos de papel higiénico: Tardan mucho tiempo en descomponerse y también pueden ser causantes de muchos de los atascos.

Pinturas y productos químicos: Este tipo de productos es mejor depositarlos en un punto limpio, ubicados en sus envases originales y con su correspondiente tapadera. Son altamente contaminantes.