ventajas de las tuberias de cpvc

Ventajas de las tuberías de CPVC

El policloruro de vinilo clorado o CPVC se ha convertido en una de las alternativas predilectas en lo que a instalación de tuberías y desagües se refiere, llegando a desplazar en muchos campos al acero y otros metales a pesar de la resistencia y durabilidad de estos materiales.

¿Por qué? Porque en el CPVC pueden encontrarse ventajas del mismo nivel. Tal vez estas piezas presentan menos resistencia que el metal, pero aportan el mismo rendimiento, facilidad de instalación y maneras más sencillas y rápidas para realizar reparaciones y ajustes.

Por si fuera poco, pueden utilizarse tanto en interiores como espacios abiertos, tienen una excelente resistencia a las temperaturas y su uso es práctico tanto a nivel doméstico, comercial e industrial.

Pero aún falta una ventaja por señalar, el factor económico. La instalación de tuberías con CPVC resulta mucho más rentable que aquellas que requieren el uso de piezas metálicas, y en este caso no se corre riesgo por elegir una opción de bajo precio.

¿Es de verdad una buena elección?

La resistencia de CPVC ha quedado demostrada desde hace años, y esta prueba se acentúa al realizar trabajos de limpieza a dichas instalaciones y al enfrentar elementos que fácilmente corroen el metal en situaciones comunes.

El CPVC no solo es resistente a las temperaturas, también soporta perfectamente la acción de químicos, ácidos, sales, bases e hidrocarburos. Posee además una excelente resistencia frente a la presión, altas temperaturas y situaciones ambientales.

Según se requiera, puede modificarse la combinación de aditivos con el fin de mejorar la resistencia o adaptarlo para un uso específico. Dicho de otra forma, hay un tipo de tubería CPVC ideal para cada situación. Además solo se requiere el cumplimiento de una premisa: la correcta planeación e instalación de cada pieza.

Esto incluye el cubrir de forma adecuada las tuberías, pues el principal enemigo del CPVC es el factor externo. Los daños que pueda presentar se generarán por la acción de equipos o personas sobre o contra la tubería, por lo que es vital el planificar bien la instalación y ubicación segura de la estructura.

Con todas estas ventajas, no es motivo de sorpresa que el plástico esté ganando la pelea contra el metal en lo que a tuberías se refiere.